Dr. Ignacio Sanz Sánchez: “La sociedad no sabe nada o muy poco sobre las infecciones en implantes”

0
2133

PONENTES DEL AGORA 2015

El pasado sábado 26 de septiembre, en la oficina provincial de Cruz Roja Española (Glorieta de la Solidaridad 1 de Alicante), SEPA y el COEA ofrecieron un curso titulado “¿Qué hacemos cuando un paciente tiene periimplantitis? Opciones terapéuticas para el problema.

¿Regenerar? ¿Extraer? ¿Es posible la reosteointegración? ¿Existe algún protocolo para prevenir estas patologías?”. Los dictantes fueron el Dr. Alberto Ortiz-Vigón y el Dr. Ignacio Sanz Sánchez, al que entrevistamos en estas páginas…


El Dr. Ignacio Sanz Sánchez es licenciado en Odontología en la Universidad Complutense de Madrid, Máster oficial en Ciencias Odontológicas por la Universidad Complutense de Madrid. Magíster en Periodoncia por la facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid con el Certificado en Periodoncia por “The Board of the postgraduate education comitee of the European Federation of Periodontology. Conferenciante a nivel nacional e internacional. Profesor cola-borador del master de Periodoncia e implantes de la UCM desde el 2010.

¿A qué se refiere cuando habla de las diferencias diente-implante?

La naturaleza nos ha dado un complejo sistema de inserción del diente en el hueso, constituido por el cemento radicular, el ligamento periodontal y el hueso alveolar. Sin embargo, cuando colocamos un implante, este aparato de inserción no se forma y, lo que ocurre, es el fenómeno de la osteointegración. Además, el sellado biológico que tenemos entre la encía y los dientes no se produce del mismo modo con los implantes. Por todo esto, las estructuras periimplantarias son menos resistentes frente a las bacterias del medio oral y son más susceptibles a la infección.

Clipboard02resize¿Cuáles son los principales factores de riesgo de enfermedad periimplantaria?

En la actualidad tenemos tres factores de riesgo que se asocian con una evidencia fuerte con la periimplantitis. Estos son el consumo de tabaco, la mala higiene oral y la historia previa de enfermedad periodontal. Además, tenemos evidencia limitada para la diabetes, el consumo de alcohol, el tipo de superficie y la ausencia de mucosa queratinizada.

¿Está concienciada la sociedad con respecto a esta enfermedad? ¿Y los dentistas?

El problema con esta enfermedad es que la sociedad no sabe nada o muy poco sobre las infecciones en implantes. Durante muchos años se han estado vendiendo los implantes como “para toda la vida” y, si tenemos en cuenta que son infecciones que rara vez duelen, los pacientes no son conscientes de que existe el problema. Afortunadamente, dentro del ámbito profesional, los dentistas cada vez están más preocupados y son más conscientes de que estas patologías existen, son frecuentes y tienen un mal pronóstico desde el punto de vista del tratamiento.

¿Qué resaltaría como atractivo del curso que ofrecen? ¿Qué pueden aprender los dentistas que acudan que en otro sitio no se ofrece?

Lo más atractivo de este curso es que se van a repasar los aspectos más críticos de las patologías periimplantarias. Hemos tenido la oportunidad de formar parte de los grupos de trabajo del Workshop Europeo de Periodoncia de los últimos 5 años y podemos ofrecer información real y actualizada. Además, pertenecemos a un grupo de investigación que lleva 7 años realizando proyectos en el tratamiento de estas patologías, con lo que podemos ofrecer árboles de tomas de decisiones que nos ayuden a realizar tratamientos que sean más predecibles.

Cinco consejos prácticos para la conservación de implantes:

a) Realizar una correcta planificación quirúrgica para colocar el implante con suficiente hueso alrededor de todo el perímetro y una correcta planificación protésica para realizar restauraciones que permitan el acceso a la higiene.
b) Que el paciente entienda antes de recibir los implantes el tipo de cuidados que va a requerir la restauración protésica planificada.
c) Enseñar las técnicas de higiene oral de manera individual a cada paciente.
d) Establecer protocolos estrictos de mantenimiento en la consulta.
e) Monitorizar más de cerca a los pacientes que tienen factores de riesgo.

Tres actuaciones que necesita, ya, la profesión

1.- Conocer los factores de riesgo que hay para cada técnica de implantes (ejemplo: implantes post extracción, regeneración ósea, etc.) con el fin de evitar posibles problemas a largo plazo que lleven a la pérdida de hueso.
2.- Instaurar protocolos muy estrictos de mantenimiento en la consulta en pacien- tes portadores de implantes.
3.- Concienciar a los pacientes de que los implantes no son para toda la vida, que son susceptibles de infecciones y que requieren medidas de higiene más estrictas que los dientes.

Un último consejo

Hoy por hoy, el mejor tratamiento de la periimplantitis es su prevención.

Deja un comentario